Ahorra dinero instalando una caldera de gas

Instalar una caldera de gas es una de las más grandes inversiones que podéis hacer como propietario, pero también riesgosa, porque si os equivocáis, te puede salir el tiro por la culata. Sin embargo, si prestáis especial atención a la decisión de cuál caldera comprar, el lugar donde la instalaréis, y la mano de obra que contrataréis, podréis ahorrarnos mucho dinero, hasta 2.000 euros.

Por eso, si estabais pensando en instalar una caldera de gas, ¡hoy es tu día de suerte, chaval! Os daremos los mejores consejos para elegir la caldera de gas de tus sueños y ahorrarte mucha lana en el proceso.

1. Pide varios presupuestos antes de que compréis una caldera

No os quedéis con el primer presupuesto que os den. Siempre pregunta en varias empresas por un presupuesto detallado de qué específicamente os están cobrando, desde la mano de obra, el proceso de instalación, etc. Porque puede que algunas empresas os cobren más barato que otros, pero no incluye por ejemplo, la seguridad o garantía del trabajo y otros detalles que podrían terminando causando infortunios.

2. Busca en Internet presupuestos de instalación de calderas de gas

Investiga en la red sobre la experiencia que tuvieron otros usuarios instalando una caldera de gas con cierta empresa y que precio pagaron. Así podréis comparar el presupuesto que ya tenéis y podréis saber si cierta empresa trabaja de manera satisfactoria o no y evitareis que os timen.

3. Solicita una inspección en tu casa

Una vez que tengáis una empresa en mente para que realice el trabajo, es bueno que solicitéis una cita para que inspeccionen la casa, así obtendréis un presupuesto más exacto, y así evitareis llevaros sorpresas más adelante en la factura. Ya que no todas las casas son iguales, ni sus condiciones y pueden surgir imprevistos más adelante que se pueden evitar con una buena planificación del trabajo.

4. Consigue un profesional certificado

Los instaladores de caldera independientes os suelen cobrar menos que aquellos que trabajan para empresas más grandes. Incluso algunos os pueden ofrecer un servicio de alta calidad y con una garantía por largo tiempo, con que podéis relajaros y sentiros tranquilos por un buen par de años.

Espero que toméis en cuenta todos estos consejos, para que podáis elegir la mejor caldera de gas adaptada a las necesidades de vuestro hogar y no se convierta en una auténtica pesadilla. Si queréis averiguar más sobre precios de calderas y su instalación, o profesionales a contratar os invitamos a poneros en contacto con nosotros a través de nuestras páginas y que nos dejéis tus comentarios o inquietudes, que estaremos dispuestos a contestarlas todas.

Elige el calentador de gas ideal para ti

Cuando comienza a acercarse el invierno, y el frío empieza a notarse cada vez más, es probable que estés pensando en tener lista la calefacción de tu casa para pasar a gusto esos días tan difíciles.

Sin embargo, elegir el calentador de gas ideal para tu hogar, no siempre puede ser la tarea más sencilla. Existen un sinnúmero de modelos en el mercado a elegir, además hay que tener en cuenta una cantidad de detalles y especificaciones, como lo son el rendimiento mensual, su eficiencia y la forma en que quieras calentar tu hogar.

La realidad es que no todas las casas son iguales, y no todas las necesidades y requerimientos son los mismos, por lo que no existe algo así como el mejor calentador del mundo. El mejor calentador de gas sería aquel que determine el menor gasto, que caliente todas tus habitaciones y se ajuste a tus exigencias. Por tal motivo, hoy te enseñaremos sobre los modelos de calentadores de gas que están disponibles y cómo elegir correctamente uno.

¿Estamos agotando nuestras reservas de gas?

Los instaladores de gas autorizados en Madrid sabemos que este combustible fósil es una maravilla en nuestras vidas, sin embargo, este gas también tiene varias desventajas. Las personas cunado instalan en sus casas servicios de gas natural, saben que es una fuente muy confiable de energía y es así, pues es uno de los combustibles más prácticos del mercado. A pesar de todas las ventajas que tiene el uso de gas natural en lugar de otros recursos, también tiene algunas desventajas.

Una de las principales desventajas que tenemos con el uso del gas natural es que el gas metano es un recurso no renovable, lo que significa que, a pesar de las vastas reservas que hay en el subsuelo, siempre está la posibilidad de agotarse. Muchos científicos especulan que esto no va a suceder pronto puesto que hay muchos yacimientos en todo el mundo, pero es una realidad que se va a agotar en algún momento. Sin embargo, también se especula que cuando el fin del gas natural se acerque, ya existirán otras fuentes de energía mucho más eficientes y renovables gracias al desarrollo de la nueva tecnología ecológica.

Otra de las desventajas del gas natural es su precio, especialmente para calentar hogares. A pesar de que el gas metano tiene un precio mucho menor que otros combustibles fósiles como la gasolina, el sistema para calentar los hogares consume una cantidad importante de gas, lo que eleva las facturas de los propietarios. Para los sistemas de calefacción existen otras opciones más económicas pero estas pueden resultar engorrosas para algunas personas, como por ejemplo, las que son a base de gasoil.
Por último, la concentración del gas natural es mucho menor por lo que se necesita más gas para producir la misma energía que podría crear el gasoil. Es por eso, que los precios del gas se disparan y las personas tienen que pagar mucho más en las facturas mensuales.