Blog

Como se repara un calentador de agua que se enciende solo

Quizás uno de los problemas menos comunes que pueden presentar un calentador de gas es aquella avería que provoca que el mismo se encienda de forma autónoma en contra de la voluntad del usuario. Este inconveniente no suele afectar a los calentadores antiguos ya que suele ser un fallo propia de los modelos más modernos y nuevos de menos de siete años de antigüedad.

La forma más habitual en la cual los usuarios perciben este fallo es cuando cierran un grifo de agua caliente y el calentador continúa funcionando, con llama baja pero aun activa y encendida. Otros usuarios han reportado escuchar el chispero realizar el típico sonido de ignición que enciende el calentador.

Es muy peligroso que el calentador se encienda solo, ya que si el usuario no percibe este acontecimiento el calentador puede continuar funcionando incluso cuando no existe agua circulando por lo que la misma se calentara hasta la temperatura de ebullición de este líquido generando vapores y presiones que puede provocar una explosión, por ello te explicaremos a continuación como se soluciona este inconveniente.

Si tu calentador se ha encendido solo debes seguir estos cuatro pasos:

  1. Si el calentador se ha encendido autónomamente, es decir solo, lo primero que tenemos que hacer es evitar un accidente por este fallo y para ello abriremos el grifo para que el agua circule y no se acumule agua caliente en el calentador.
  2. Seguidamente debemos proceder a apagar el calentador, ya sea a través del interruptor o cerrando la válvula de gas privar de combustible al mismo y generar forzadamente la desactivación del calentador.
  3. Ahora probaremos el agua del grifo anteriormente abierto para comprobar que el que calentador se ha apagado.
  4. El siguiente paso a realizar es llevar a cabo la reparación de este problema, para ello tendremos que solicitar los servicios de un profesional especializado en calentadores de gas.

Causas por las cuales el calentador se enciende solo

  1. El causante más común de este problema es el brazo o la palanca del interruptor que enciende el calentador, la cual puede encontrase desajustada. Esta pieza se encuentra basculando en el centro del cuerpo de agua, por lo que cuando se abre el grifo la palanca o brazo es activada y esta a su vez acciona el interruptor. Con la activación frecuente de esta palanca la misma puede descolocarse lo cual genera falsas activaciones que provoca el encendido solo del calentador de gas.
  2. El bloqueo de la válvula de gas, específicamente del eje de esta pieza del calentador de gas puede ser la causante del encendido autónomo de este aparato, ya que permitiría que el gas o combustible continúe fluyendo a los quemadores y habitualmente este bloqueo lo ocasiona la acumulación de óxido o restos de la combustión.
  3. Cuando el interruptor de encendido hace un falso contacto o cortocircuito este puede encender automáticamente el calentador, por lo que una pequeña e inofensiva fuga de agua dentro del calentador puede ocasionar este problema si este líquido genera el falso contacto.

¿Es conveniente llamar a un profesional para que solucione este problema?

Algunas personas posee conocimientos básicos en el oficio de la fontanería y los servicios técnicos de calentadores de gas, sin embargo, se recomienda que todas las personas que no sean profesionales de este oficio soliciten la ayuda de un experto en este ámbito para poder reparar los calentadores que se encienden solo ya que debemos recordar que estos aparatos, a diferencia de otros electrodomésticos del hogar, funcionan con presiones y temperaturas considerablemente peligrosas por lo que los mismos solo deben ser manipulados por profesionales.

Siempre se debe solicitar los servicios de un profesional cualificado y certificado, ya que los reparadores de dudosa procedencia y capacitación que ofrecen tarifas extremadamente baratas no poseen las herramientas necesarias para realizar esta reparación y pueden generarte mayores gastos económicos, por lo tanto, siempre resulta recomendable contactar con una empresa de profesionales especializados que garanticen la seguridad y calidad del servicio prestado.

Cuánto te costará un calentador

El costo de un calentador eléctrico os puede variar según la marca, el tamaño y la estación de año. Tenéis que tomar en cuenta también que los calentadores permanentes os pueden costar más pasta y  suelen consumir más energía que las estufas. Todo depende de vuestro proveedor de energía y del presupuesto que tengáis.

Consejos para mantener en buen estado tu calentador

  • Si tenéis que reemplazar tu calentador, espera un par de semanas antes de comprar uno nuevo, ya que los precios suelen bajar a mitad del invierno
  • Si compráis un calentador ventilador o uno por convección, pide que lo prendan en la tienda antes de que lo llevéis a vuestra casa, ya que algunos hacen mucho ruido.
  • Si disponéis de un presupuesto más grande, opta por bombas de calor, estufas de leña o gas, ya que a largo plazo ahorraréis más dinero en facturas de electricidad.

Espero que estos consejos os hayan parecido útiles y que habréis encontrado el alentador perfecto para tu casa que se adapte más a vuestras necesidades. Ya solo os queda la instalación por un profesional. Si queréis saber más información no olvidéis contactar con nosotros a través de los comentarios o dejando un mensaje en cualquiera de nuestras redes.

Modelos de calentadores de gas

  1. Calentadores de gas por convección

Estos calentadores funcionan circulando el aire caliente por convección natural por toda la habitación donde se encuentran. Algunos poseen un ventilador que les ayuda a circular el aire de manera más rápida y pareja en la habitación. De este tipo, el modelo más comprado es el de radiador lleno de aceite en posición popular, debido a que es el de menor precio y efectivo.

El más caro casi siempre es el que tiene la calefacción en la parte de arriba y rejilla en la parte inferior, pero se consigue muy poco.

  1. Modelo de aerotermos portátil

Este consiste en ventiladores que se instalan en el piso y despiden ráfagas de aire caliente directamente. No calientan la habitación uniformemente como el modelo antes descrito, además hacen mucho ruido y las ráfagas de aire a veces pueden ser fuertes.

  1. Modelo de paneles radiantes

Este modelo consiste en paneles que contienen en su interior un mecanismo eléctrico para reflejar el calor directamente a una persona. El calor se puede propagar rápidamente, aunque solamente en una pequeña parte de la habitación.

  1. Modelo de bombas de calor

Este modelo lleva el aire caliente de afuera hacia el interior de tu casa. Funcionan con electricidad, pero consumen menos energía de la que recogen. El inconveniente que tienen es que si hace mucho frío afuera, pierden efectividad. Por lo general son muy costosos, pero al menos gasta relativamente poca energía.

  1. Modelo de calentador de panel

Este modelo consiste en paneles que se instalan directamente en la pared, de manera permanente. Pueden instalarse en toda el asa para brindar calor por convección a todas las habitaciones. Por lo general, gastan alrededor de la misma energía que otros calentadores convencionales.

  1. Modelo de calentadores de noche

Este modelo también se instala permanente y funciona por convección. Su punto más fuerte es que acumulan energía durante la noche, cuando la tarifa de electricidad se encuentra más baja, y la van liberando en el transcurso del día.