Como funcionan una caldera de gasoil

En un gran número de hogares del país el sistema de calefacción funciona en base al combustible gasoil, el cual es uno de los carburantes más antiguos y tradicionales que existen pero que continúa siendo eficiente en lo que respecta al rendimiento energético. Muchas personas desconocen que gasóleo y gasoil son dos términos que se refieren al mismo combustible, por lo cual puede ser utilizado indistintamente. Dicho combustible proviene de la refinación del petróleo y ha sido muy utilizado alrededor del mundo por los motores y maquinarias de diésel.

Una de las claves por las cuales continúan utilizándose las calderas de gasoil es por el factor económico y practico, puesto que dichos elementos son asequibles y el combustible puede ser costeado sin ningún problema. Las calderas de gasóleo se utilizan en todo tipo de infraestructuras, desde hogares, edificios, comercios, comunidades de vecinos y construcciones industriales. Estos equipos de calefacción se caracterizan por poseer un tanque o sistema de almacenamiento para salvaguardar el gasoil hasta su uso.

Entrando en materia del funcionamiento de estas excelentes calderas, se debe acotar que el combustible alojado en el depósito de la caldera fluye hacia el conducto por el cual dicha sustancia ingresa a la cámara interna de combustión. Una vez que el combustible alcanza el lugar indicado, el gasóleo se atomiza, es decir, se fragmenta en múltiples gotas de gasoil que entran en contacto con el electrodo que genera la chispa necesaria para iniciar la combustión e iniciar las llamas. Toda esta reacción de ignición genera el calor dentro de la cámara de combustión que posteriormente calentará el agua hasta generar el vapor que se conducirá pro medio de los radiadores para generar la calefacción.

Cabe destacar que estas calderas no solo tienen como función emitir el calor que se utilizara para la calefacción del ambiente, también se han diseñado modelos modernos de caldera de gasóleo que poseen el sistema de almacenamiento y calentamiento de agua para el uso doméstico y sanitario.

En ciertos aspectos de los sistemas de calefacción, las calderas de gasóleo poseen ventajas con respecto a otros modelos de calderas, por ejemplo, en las localidades alejadas de la ciudad donde no está disponible el servicio de suministro de gas, las personas de dichas zonas deben instalar calderas de gasóleo, puesto que estos elementos permiten adquirir cantidades notables del combustible para almacenarlo hasta su posterior uso.

Al igual que otros modelos de calderas, estos elementos que funcionan con el gasóleo necesitan revisión y mantenimiento periódico para procurar su funcionalidad y operatividad. Las revisiones y servicio técnico de las calderas de gasoil son más económico que los servicios de otros tipos de calderas, ya que estas poseen un sistema, estructura y mecanismo relativamente sencillo. Por último, una de las razones por las cuales las calderas de gasóleo lideran el ranking de ventas del mercado de la calefacción es porque dichos aparatos son muy económicos y asequibles para el público en general, de esta manera representan la opción más económica del mercado.