¿Cada cuánto tiempo tengo que revisar la caldera?

Recuerda que debes realizar la revisión obligatoria de tu caldera es cada dos años. Desde el año 2013 se realizó una nueva reforma en lo que respecta a las legislaciones relacionadas con el uso y mantenimiento de las calderas, desde entonces se ha estipulado que las revisiones de estos aparatos con potencia aproximada de 70kW no deben realizarse anualmente, a partir de esta regulación dichas revisiones preventivas será obligatoriamente ejecutadas cada dos años. Sin embargo, ciertas compañías de distribución de gas continúan promocionando la medida preventiva de revisión anual, ya que según estas empresas es la mejor forma de evitar los accidente e inconvenientes.

Ahora bien, dicha normativa explicada detalladamente aplica en las calderas que utilizan gas natural de combustible, puesto que aquellos dispositivos de calefacción que usan combustibles más volátiles y contaminantes como el gasóleo, pellets o electricidad deberán continuar siendo revisadas cada año. Por otra parte, las llamadas calderas térmicas que se encuentran normalmente en establecimientos comunitarios, comercios y piscinas requieren ser revisadas por un profesional cualificado mensualmente. En el caso de los calentadores de líquidos como el agua varia la periodicidad con la que deben efectuarse las revisiones, puesto que los calentadores de agua de 70Kw tienen que ser evaluadas cada dos años mientras que las de potencia inferior como las de 24,4Kw pueden ser revisadas con una periodicidad de 5 años.

Cada persona es responsable de la revisión periódica de su sistema de calefacción, ya que existe la errónea idea de que dicha tarea es competencia de la empresa encargada del suministro contractual del servicio de gas. Cada empresa o profesional establece el precio a cobrar por la revisión y servicio de mantenimiento, por ello es recomendable solicitar previamente el presupuesto y precio estimado de este trabajo.

Las empresas de suministro de combustible y el ministerio y ente rector de la seguridad industrial del país promocionan y promueven las revisiones periódicas y las conductas preventivas por parte de los propietarios de calderas y calentadores de agua. Para finalizar, el mantenimiento de calderas es un hecho fundamental para mantener las condiciones y la funcionalidad de estos elementos que son imprescindibles para la mantener cálidos los hogares durante los crudos meses invernales.