Cómo elegir calderas de gas y gasoil

El rol fundamental de las calderas en cualquier hogar, comunidad de vecinos o comercios es el de mantener condiciones favorables durante los crudos meses caracterizados por bajas temperaturas, ya que estos aparatos producen temperaturas idóneas en el ambiente y el agua del hogar. De esta manera, estos aparatos se encuentran disponibles en múltiples modelos que se diferencian entre sí en ciertos aspectos tales como el tipo de combustible, el modelo, el mecanismo de funcionamientos, etc.

Función de las calderas

La funcionalidad de las calderas se basa en el principio básico de la combustión, puesto que en el interior de las mismas se lleva a cabo un proceso de ignición de un material volátil, ya sea gas o gasóleo, el cual genera la temperatura deseada para la calefacción. Ahora bien, en el sistema interno de las calderas este calor tiene dos objetivos, generar vapor de agua los radiadores que climatizaran el ambiente, y producir agua caliente para el uso personal. Las caleras que brindan ambos beneficios son las denominadas calderas mixtas.

¿Cuáles son los pormenores más relevantes al momento de elegir una caldera?

  1. Las dimensiones de la infraestructura donde se instalará el modelo de caldera, ya que, por ejemplo, las calderas que se utilizan para viviendas particulares no son competentes para un piso puesto que carecen de la potencia y capacidad necesaria para satisfacer las demandas.
  2. En el caso de elegir una caldera mixta que produzca agua caliente, se debe tener en cuenta la cantidad de baños existentes en la vivienda.
  3. Es preciso seleccionar inteligentemente el tipo de combustible que usara la caldera, puesto que los modelos ideales son las calderas de gas natural, sin embargo, existen localidades donde dicho combustible no está disponible.
  4. Por último, se debe destacar que la localización donde se instalara la caldera es importante para elegir la potencia idónea de la misma, ya que en algunos lugares los inviernos son más crudos y fríos que otros.

Modelos de calderas según el tipo combustible que utilizan                                                

  1. Las Calderas de gas:

En la actualidad las calderas de gas están reemplazando los modelos antiguos de estos dispositivos que utilizaban combustibles más volátiles, peligrosos y contaminantes. El gas es un combustible seguro, asequible y en el caso del gas natural, este genera muy pocos niveles de polución ambiental. Los dos modelos básicos de calderas de gas son los que utilizan gas natural y aquellas que funcionan por medio del gas propano o butano.

  1. Calderas de gasóleo

Como se mencionó anteriormente, en ciertos lugares del país no está disponible el servicio de gas canalizado, por lo que las personas que residen en estas zonas deben utilizar las calderas de gasóleo. Este tipo de calderas se diferencia de los sistemas de gas natural ya que requieren de un sistema de almacenamiento para el combustible líquido. De este modo, dado al depósito de combustible estas calderas son de mayor envergadura y requieren de un mayor espacio al momento de su instalación.

Tipos de calderas según su sistema

  1. Las Calderas Atmosféricas:

Las ya descontinuadas calderas atmosféricas son un sistema de calefacción que se aprovecha del aire proporcionado por el ambiente de la infraestructura y hogar para generar la combustión, de esta manera producen cantidades notables de gases contaminantes, es por ello que desde el año dos mil diez se ha prohibido a los principales fabricantes de calderas continuar elaborando estos anticuados modelos.

  1. Las Calderas Estancas:

Debido a la prohibición de las calderas atmosféricas, los modelos más instalados y comercializados en el presente son las calderas estancas. El nombre de estos modelos proviene del hecho de que la ignición realizada por estos sistemas se produce dentro de una cámara hermética, por lo que no existe escape de emisiones contaminantes producto de la combustión.

Dentro del ámbito de modelos estancas se pueden encontrar una gran variedad de modelos, entre ellos, las más tradicionales son las calderas estancas convencionales. Sin embargo, estos modelos convencionales aun producían niveles importantes de contaminación, por ello se diseñaron las calderas estancas de bajo nox, las cuales tienen la particularidad de neutralizar los desechos oxidativos del nitrógeno. Para lograr un mayor nivel de eficiencia y seguridad ambiental se crearon los modelos más modernos e innovadores del mercado actual, las calderas estancas de condensación. El sistema de condensación no solo permite reducir al máximo la emisión de gases, además, aprovecha el calor dichos gases para obtener un mayor rendimiento energético.

Modelos de calderas según su instalacion

Según la disposición en la que se instalen, las calderas se pueden dividir en modelos de pie y calderas murales. El prototipo de calderas de pie está representado por aquellos aparatos que poseen una base específicamente diseñada para ser apoyada en el piso, es por ello que estas calderas ocuparan un espacio notable en la habitación. No obstante, las calderas murales tienen la particularidad de que su montaje se realiza en las paredes, por lo que, en comparación con los tipos de pie, estas ocupan menos área.