Modelos de calentadores de gas

  1. Calentadores de gas por convección

Estos calentadores funcionan circulando el aire caliente por convección natural por toda la habitación donde se encuentran. Algunos poseen un ventilador que les ayuda a circular el aire de manera más rápida y pareja en la habitación. De este tipo, el modelo más comprado es el de radiador lleno de aceite en posición popular, debido a que es el de menor precio y efectivo.

El más caro casi siempre es el que tiene la calefacción en la parte de arriba y rejilla en la parte inferior, pero se consigue muy poco.

  1. Modelo de aerotermos portátil

Este consiste en ventiladores que se instalan en el piso y despiden ráfagas de aire caliente directamente. No calientan la habitación uniformemente como el modelo antes descrito, además hacen mucho ruido y las ráfagas de aire a veces pueden ser fuertes.

  1. Modelo de paneles radiantes

Este modelo consiste en paneles que contienen en su interior un mecanismo eléctrico para reflejar el calor directamente a una persona. El calor se puede propagar rápidamente, aunque solamente en una pequeña parte de la habitación.

  1. Modelo de bombas de calor

Este modelo lleva el aire caliente de afuera hacia el interior de tu casa. Funcionan con electricidad, pero consumen menos energía de la que recogen. El inconveniente que tienen es que si hace mucho frío afuera, pierden efectividad. Por lo general son muy costosos, pero al menos gasta relativamente poca energía.

  1. Modelo de calentador de panel

Este modelo consiste en paneles que se instalan directamente en la pared, de manera permanente. Pueden instalarse en toda el asa para brindar calor por convección a todas las habitaciones. Por lo general, gastan alrededor de la misma energía que otros calentadores convencionales.

  1. Modelo de calentadores de noche

Este modelo también se instala permanente y funciona por convección. Su punto más fuerte es que acumulan energía durante la noche, cuando la tarifa de electricidad se encuentra más baja, y la van liberando en el transcurso del día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *