¿Cuáles son las diferencias entre calderas, calentadores y termos eléctricos?

Es muy frecuente que las personas no sepan distinguir las diferencias entre calderas, calentadores y termos eléctricos, y terminen asumiendo que esos tres artefactos son la misma cosa. Como expertos en la materia que somos, te podemos asegurar que definitivamente no son lo mismo, a pesar de que los tres son en sí, sistemas de calefacción.

En este post, elucidaremos un poco las diferencias, y algunas semejanzas, entre calderas, calentadores y termos eléctricos, para que te informes muy bien al respecto y puedas decidir de la mejor manera cuál de ellos resulta más conveniente para el sistema de calefacción de tu hogar.

Calderas de gas

Para empezar a explicar las diferencias, comenzaremos detallando al sistema más simple y común de los tres: las calderas de gas. Dichas calderas son comúnmente usadas como sistemas de calefacción, aunque también suelen ser vendidas calderas de gas bi-funcionales que sirven para climatizar el ambiente de tu hogar y también para calentar el agua. Por ende, las calderas de gas bi-funcionales son capaces de elevar la temperatura de dos tipos de agua: el Agua Caliente Sanitaria (A.C.S.) que es el agua de nuestro consumo habitual (grifo, ducha, baño, cocina, etc.) y el agua del circuito que alimenta al funcionamiento interno del radiador.

En consecuencia, las mencionadas calderas de gas bi-funcionales o también llamadas calderas mixtas (calefacción y A.C.S.), están formadas por una toma de gas y cuatro tubos; dos para el A.C.S. y los otros dos para la calefacción. En ese sentido, cuando el consumo de agua caliente es relativamente mayor al consumo habitual (dos o más grifos usados simultáneamente, por ejemplo) se aconseja el uso de calderas mixtas con acumulador, para almacenar agua caliente y tener siempre una oferta disponible en relación a la demanda o consumo. De esa manera, dichas calderas combinan a la perfección las virtudes de una caldera de gas y de un termo eléctrico (previsión de consumo de agua caliente).

El tamaño y estructura de una caldera son factores altamente dependientes del fabricante de las mismas, sin embargo, usualmente se construyan con unas dimensiones comprendidas entre 740 x 418 x 344 y los 890 x 470 x 570. No obstante, cabe resaltar que el tamaño y volumen de las calderas depende en gran parte, también, del tipo.

Calentadores de agua

Por otro lado, los calentadores son muy parecidos a las calderas, pero con la gran diferencia de que son mucho más pequeños, ya que sólo tienen una función: la producción de agua caliente sanitaria (A.C.S.). A diferencia de las calderas, los calentadores de agua no producen agua de caliente para alimentar a los radiadores.

La configuración de tuberías de los calentadores de agua se compone por una toma de gas, una entrada de agua a la toma general y una salida de agua caliente a la instalación de agua del domicilio. Su funcionamiento es simple; cuando abrimos el grifo, el quemador comienza a calentar el agua para enviarla caliente hasta el grifo abierto. Esto quiere decir que los calentadores de agua no son inmediatos, es decir, que debemos esperar unos segundos después de abrir el grifo para obtener el agua caliente. Usualmente, estos calentadores se venden en distintas potencias; por lo cual, debes elegir la potencia más adecuada de acuerdo a tu consumo de agua caliente diario.

Termos eléctricos

Finalmente tenemos a los termos eléctricos, que, como su nombre lo indica, la principal diferencia con las calderas y los calentadores es que no se alimentan de gas, sino de energía eléctrica. Por ende, en su instalación debemos prever que tienen una forma cilíndrica y que deben ir conectados a una corriente eléctrica.

Su funcionamiento es simple; primero el termo se llena completamente de agua y luego la resistencia comienza a funcionar para calentar toda el agua almacenada. De esa forma y a diferencia de los calentadores, el agua caliente saldrá de inmediato una vez que abramos el grifo. El único inconveniente es que cuando el termo se vacía por completo, tenemos que esperar a que se llene de nuevo para poder tener el agua caliente, pero esto dependerá de la capacidad del termo, así que debes hacer una buena elección de capacidad en proporción con tu consumo diario de agua caliente sanitaria.

Nosotros tenemos estos tres productos y los profesionales más capacitados para ayudarte en lo que necesites de la mejor manera.

QUE TE HA PARECIDO EL POST

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Sin votos todavia)
Cargando…